10 tips para ahorrar en casa que no conocías

Vota este artículo

Un buen mantenimiento de las calderas de gas es uno de tips imprescindibles para consumir menos energía en el hogar.

Hoy hablamos de este y otros trucos para ahorrar en casa. Hemos seleccionado diez pero es fácil que encuentres alguno más. La clave: aplicar el sentido común.

Trucos para ahorrar en casa

1- Limita el consumo energético

Esto no quiere decir que renuncies a tus comodidades o que vivas obsesionado con el encendido/apagado de los electrodomésticos. Vigilar los consumos en stand-by para evitar a los “vampiros energéticos”, apagar las luces antes de salir de las habitaciones o instalar termostatos de baja temperatura son trucos básicos para ahorrar energía. Utilizar programadores de horarios también es muy útil ya que tienen un coste muy bajo y un consumo prácticamente nulo.

2- Trucos de siempre y de absoluta actualidad

Abre las cortinas para aprovechar la luz solar, ventila la casa en los horarios correctos, cierra las puertas para que el calor “no se escape” y el grifo al cepillarte los dientes, aprovecha el calor residual para que la comida termine de cocinarse o utiliza programas de la lavadora en frío siempre que puedas. Dicho de otra forma: sigue los trucos de ahorro de toda la vida porque no pasan de moda.

3- Los electrodomésticos, siempre de bajo consumo

Los aparatos vendidos en la UE deben llevar una etiqueta que nos revela su grado de eficiencia energética. Este etiquetado va de la A a la G, siendo la clase A (de color verde) las más eficiente y la clase G (en color rojo) la menos. Dentro de la clase A existen otras adicionales (A+, A++ y A+++). Los aparatos A+++ son lo que llamaríamos de bajo consumo y altamente eficientes. Normalmente son más caros, pero suponen un importante ahorro ya que consumen mucha menos luz.

4- No abuses del aire acondicionado o de la calefacción

Ni clima tropical en invierno ni pingüinos por nuestro comedor en verano. Uno de los trucos básicos para ahorrar es mantener la temperatura adecuada. Piensa que el contraste de grados entre tu casa y la calle siempre será alto, por lo que es mejor regular calderas y aires acondicionados para no derrochar energía y mejorar la eficiencia de estos aparatos. Según el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios) lo ideal es que la calefacción esté entorno a los 21º en invierno ni el aire acondicionado por debajo de los 26º en verano.

5- Mantenimiento de calderas: una de las claves del ahorro

La calefacción es el gran “campo de batalla” del ahorro energético y el buen mantenimiento de tu caldera es uno de los puntos fuertes para conseguirlo. Hemos de puntualizar que inspección de gas y revisión de calderas no es lo mismo: la inspección de gas es obligatoria, debe realizarla un operario de una distribuidora oficial del gas (por ejemplo Iberdrola, Gas Natural o Endesa) y tiene como objetivo comprobar que la instalación es segura y funciona correctamente; la revisión de calderas se corresponde al mantenimiento de las calderas y debe realizarse por el Servicio Técnico Oficinal de la marca y , tiene como objetivo controlar su funcionamiento, eficiencia energética, seguridad y durabilidad. Si tienes dudas sobre el mantenimiento de calderas, consúltala con un experto. No sólo se trata de evitar averías, sino también de ahorrar dinero alargando la vida útil del producto.

6- Sustituye las bombillas tradicionales por LED

Los halógenos utilizan hasta 10 veces más electricidad que las bombillas LED o de bajo consumo. Es cierto que las segundas son más caras, pero las amortizarás antes de que termine su vida útil. Este cambio te llevará poco tiempo, la inversión no es excesivamente alta y notarás los cambios en la siguiente factura de la luz.

7- Alfombras y cortinas, aislantes “naturales”

Tanto alfombras como cortinas pueden ayudarnos a ahorrar en invierno y en verano. En los meses fríos, tanto unas como otras nos ayudan a eliminar puntos fríos de la casa, lo que supone un buen ahorro de calefacción; en verano,  echar cortinas y persianas durante el día y abrirlas cuando caiga el sol mantendrá las habitaciones frescas dando un “respiro” a tu aire acondicionado o ventilador.

8- Baja los grados de tu caldera o calentador

Por norma general, los aparatos son capaces de producir agua caliente hasta una temperatura de 60 grados para el agua caliente. Pero, por experiencia, sabrás que esta temperatura es suficientemente alta incluso para quemarte. Si bajas esta temperatura a 38-40 grados y mezclas agua caliente y fría en tus duchas o al lavar los platos, también notarás el ahorro de energía.

9- Solicita una auditoría o revisa la energía que tienes contratada

Contratar a un experto para que compruebe si en nuestra casa hay fugas o cuál es el estado de los aparatos eléctricos es un gasto adicional que recuperarás rápidamente. También puede ser de utilidad revisar tu contrato con la compañía eléctrica para ver la potencia contratada. El trámite para bajar la potencia es sencillo y el ahorro inmediato.

10- El frigorífico, otro campo de batalla

Hasta un 30% de tu factura de la luz puede relacionarse con este electrodoméstico. Para aprovecharlo al máximo, ajusta su temperatura entre 5º y 7º en el frigo y entre -16º y -18 º en el congelador. Por cada grado, el consumo energético sube hasta un 5% así que, ¡mantenlo a raya!

10 tips para ahorrar en casa que no conocías

| Ahorro de Energía | 0 Comments
Acerca del autor
- Empresa líder en sistemas de calefacción y agua caliente