En Ahorro de Energía

Reciclar tiene muchas ventajas y Junkers quiere ayudar a crear hábitos responsables en el hogar. Por una parte, reciclar disminuye la cantidad de basura generada y evita el deterioro del planeta por sobreproducción; por otra, permite reducir el consumo global de electricidad, materias primas y recursos naturales como el agua, el petróleo o el aceite.

De forma resumida, los beneficios del reciclaje suman para todos:

  • Preservación de los recursos naturales.
  • Disminución de la contaminación.
  • Ahorro de energía.
  • Ahorro de dinero.

Cómo reciclar en casa: materiales reciclables más comunes

Prácticamente todos los elementos que nos rodean pueden reciclarse o reutilizarse, así que el reciclaje debe comenzar en nuestro propio hogar. De hecho, reciclar es un reto de todos, y adquirir nuevos hábitos nos ayuda a conseguir mayor calidad de vida y un planeta más sostenible.

Los principales materiales que podemos reciclar en casa son:

  • Envases de plástico como botellas, botes de champú, bolsas de snacks, tapas y tapones y tarrinas y tapas de yogurt.
  • Bolsas de plástico.
  • Tetrabricks de leche y zumo.
  • Latas de aluminio.
  • Envases de papel y cartón como las cajas de cereales o zapatos.
  • Periódicos y revistas.
  • Botellas de vino o cava.
  • Frascos de colonia.
  • Tarros de mermeladas y conservas.
  • Pilas de uso doméstico.
  • Electrodomésticos.
  • Aparatos electrónicos.
  • Bombillas.
  • Aceite usado.
  • Muebles.

Todo lo que debes saber para reciclar en casa

Aunque parece sencillo, muchas veces no sabemos cómo reciclar de manera práctica. Algunos consejos para conseguirlo son:

Lee las etiquetas y envases

La información sobre reciclaje disponible en etiquetas y envases es muy útil en los plásticos, que tienen un código especial que indica el material o mezcla de materiales utilizados en su fabricación. En algunos casos, la etiqueta también nos indica en qué contenedor debemos depositar un envase.

Separa los residuos en recipientes independientes

El primer paso para reciclar en casa es disponer de recipientes independientes para cada tipo de residuo. Esta acción es sencilla y facilita mucho la clasificación, aunque requiere espacio, un solo cubo con separadores es suficiente

Deposita los residuos en el contenedor correspondiente

Esta acción facilita que los residuos se incorporen antes a la cadena de reciclaje. Localiza la zona de contenedores más cercana a tu vivienda para hacer más fácil el proceso. Una vez separados, debes dejar los envases de plástico, latas y bricks en el contenedor amarillo; los papeles y cartones en el contenedor azul; y el vidrio en el contenedor verde. Para los residuos orgánicos, el contenedor marrón es el correcto, y para aquellos materiales con mezcla de residuos orgánicos como pueden ser pañales, algodones, etc., los contenedores grises son los adecuados.

Aprende qué hacer con los residuos especiales

Los residuos especiales como aparatos electrónicos o muebles se depositan en los puntos limpios. Las pilas y el aceite de cocina tienen sus contenedores específicos. Lo mismo ocurre con los medicamentos, que no puedes tirar a la basura por su toxicidad y que debes dejar en uno de los puntos SIGRE situados en algunas farmacias.

Recicla el aceite de cocina

Uno de los problemas habituales al reciclar en casa es qué hacer con el aceite usado. Este residuo debe depositarse en un contenedor especial y nunca tirarse por el inodoro o por la pila de la cocina. Un consejo para reciclar este aceite es almacenarlos en botes de vidrio que, una vez llenos, llevaremos a un punto de recogida.

Limpia los envases de comida antes de tirarlos al contenedor

Otro consejo básico es limpiar los envases de comida como latas o botes antes de llevarlos al contenedor. En el caso de las botellas de aceite o los envases de productos cosméticos y de limpieza no deben enjuagarse antes de su reciclaje para evitar vertidos químicos o tóxicos en el agua.

Reduce el tamaño de botellas y bricks

Reciclar supone acumular envases temporalmente. Un truco para optimizar nuestros espacios de almacenaje es “aplastar” los bricks y las botellas de plástico, o meter las latas de metal unas dentro de otras, según su tamaño, para reducir el riesgo de cortes.

Involucra a toda tu familia y entorno en tu plan de reciclaje

Para que el reciclaje en casa sea efectivo todos los miembros de la familia, incluso los más pequeños, deben ser partícipes activos. Un consejo para concienciarse al máximo es exportar estos hábitos de reciclaje a otros ámbitos de tu vida como por ejemplo el trabajo.

Reciclar y reutilizar van de la mano

No se trata únicamente de clasificar los residuos del hogar y llevarlos a su contenedor, sino también de adoptar hábitos para reutilizar materiales y fomentar el consumo responsable. Un ejemplo es llevar nuestras propias bolsas de tela o rejilla para hacer la compra. Otro, usar los botes de cristal de conservas para guardar pasta, especias, cereales o legumbres.

Reciclar en casa de manera correcta es una tarea rutinaria básica que merece la pena y contribuye a a cumplir el objetivo medioambiental de la Unión Europea 20/20/20, con el que Junkers está comprometido, y que consiste en reducir un 20% las emisiones de dióxido de carbono, aumentar del 20% del porcentaje de utilización de energías renovables y aumentar en un 20% la eficiencia energética durante este 2020.

Para ello, productos Junkers están diseñados con la más alta tecnología con el objetivo de reducir las emisiones nocivas a la atmósfera producidas por la combustión, al tiempo que garantizan una elevada eficiencia en el hogar. Este tipo de equipos en el hogar son otra forma de contribuir a la mejor sostenibilidad del planeta.

¿Te sumas a reciclar y conseguir los objetivos que propone Junkers?

Entradas recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt