En Actualidad, Productos

La aerotermia es una tecnología perfecta para viviendas y pequeños edificios gracias a su alto rendimiento y a su eficiencia energética. 

Este sistema de climatización integral también es una de las mejores alternativas para obtener, con un mismo equipo, refrigeración en verano, calefacción en invierno y agua caliente sanitaria durante todo el año.

Componentes: unidad interior, unidad exterior y acumulador de aerotermia 

Las bombas de calor por aerotermia pueden ser aire-agua (el calor extraído del aire y se transfiere a un circuito de agua conectado, a su vez, al circuito interior de un suelo radiante o un sistema de radiadores o de fancoils) o aire-aire (la bomba de calor extrae el calor del aire exterior y lo transfiere directamente al espacio que queremos climatizar).

Todas las instalaciones de aerotermia se componen, fundamentalmente, de dos partes: una unidad exterior, que es la encargada de captar el aire exterior mediante ventiladores, y una unidad interior (también llamada intercambiador aire-agua o unidad frigorífica) que es la encargada de transferir y distribuir ese calor al interior de la vivienda y/o a un depósito acumulador de agua.

¿Cuál es la función de cada uno de los elementos del acumulador de aerotermia?  

A modo de resumen, la unidad exterior de la aerotermia es la parte «termodinámica» del sistema, mientras que la unidad interior es el «módulo hidráulico«.

De manera más específica, la unidad exterior es la encargada de recuperar el calor del aire exterior, es decir, que funciona mediante un ciclo frigorífico inverso. Dicho de otra forma, la unidad exterior de la aerotermia es el equivalente a la unidad exterior de las bombas de calor del aire acondicionado cuando funcionan en modo calor.   

Cuando la energía del aire exterior es recuperada, se envía a la unidad interior o módulo hidráulico. En algunos equipos de aerotermia, las unidades interior y exterior se integran en un mismo bloque (aerotermia monobloc), aunque lo habitual es que sean independientes y que la segunda esté instalada en el interior de la vivienda, normalmente en zonas como garajes o trasteros.  

El agua caliente producida por la aerotermia puede usarse tanto para alimentar la calefacción mediante un sistema de radiadores de baja temperatura/fancoils o enviarse a un interacumulador o depósito de A.C.S. para su uso doméstico.

¿Para qué sirve el acumulador de aerotermia? 

Usar acumuladores de agua tiene algunas ventajas, entre ellas la garantía de disponer del caudal necesario y del agua caliente a temperatura constante en cualquier punto de tu vivienda. Además, gracias a los acumuladores podemos usar la calefacción y el A.C.S. al mismo tiempo, sin que la temperatura de ambos se vea afectada.

En los sistemas de aerotermia que producen A.C.S, el acumulador es  un elemento indispensable, ya que es el encargado de transmitir la energía al circuito de calefacción o al sistema de distribución de agua caliente de la vivienda. Estos acumuladores convencionales tienen en su interior un serpentín sobredimensionado para trabajar también en las zonas más frías. 

Los acumuladores de inercia, por su parte, son un tipo de acumuladores de aerotermia que sirven para almacenar el agua caliente y gestionarla de manera eficiente. A grandes rasgos, se trata de depósitos que contienen agua a presión en su interior y que tienen diferentes capacidades y tomas dependiendo de la cantidad  de A.C.S producida y del uso que le queramos dar. 

¿Buscas un acumulador de agua para tu aerotermia?

En JUNKERS BOSCH disponemos de una amplia gama de acumuladores para aerotermia. ¡Elige el más adecuado para ti! 

Acumuladores A.C.S. para bombas de calor aire-agua JUNKERS

Nuestros acumuladores de calor de A.C.S. para aerotermia incorporan un depósito de acero vitrificado y serpentín sobredimensionado, además de protección a través del ánodo de magnesio. 

Con calificación energética B, estos acumuladores están disponibles en capacidades de 276, 350 y 428 litros, lo que garantiza su adaptación a todo tipo de viviendas. 

Acumuladores de inercia JUNKERS Gama G-I

En la Gama G-I de JUNKERS encontrarás acumuladores de inercia ideales para  pequeñas en instalaciones de aerotermia de viviendas unifamiliares. 

Con capacidades de 80, 140, 200 y 260 litros, los acumuladores de la gama G-I pueden conectarse a un intercambiador externo en circuitos cerrados. 

Entre sus características, también destacan el acabado exterior con forro acolchado desmontable o el aislamiento térmico con espuma de poliuretano para mantener la temperatura del agua durante más tiempo.

Acumuladores de inercia de alta capacidad

Los acumuladores de inercia de alta capacidad de JUNKERS son ideales para cubrir grandes demandas de A.C.S., y están recomendados para instalaciones de aerotermia colectivas o de negocios como hoteles, gimnasios, etc. 

Dentro de esta gama de acumuladores para aerotermia encontramos capacidades de 750, 965 y 1275 litros con calificación energética clase C.

Entradas recientes

Comentar

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt