En Ahorro de Energía

Frenar el calentamiento global y minimizar las emisiones a la atmósfera es uno de los grandes retos a los que se enfrenta nuestra sociedad, y gobiernos e instituciones de todo el mundo centran sus esfuerzos en conseguirlo.

Un ejemplo es la Unión Europea, que se ha propuesto reducir las emisiones nocivas hasta un 60% en el año 2050.

Con esta situación, es fundamental que tomemos conciencia de lo importante que es ahorrar energía en el hogar, un espacio que, de manera indiscutible, ha de reunir ciertos parámetros de eficiencia, funcionalidad y comodidad.

Desde Junkers Bosch trabajamos para diseñar aires acondicionados altamente eficientes y de bajo consumo. Estos equipos de climatización destacan, tanto por el ahorro en nuestras facturas eléctricas, como por su filosofía ecológica y respetuosa con el medioambiente.

¿Qué es un aire acondicionado de alta eficiencia energética?

Se calcula que un 60% de las viviendas de nuestro país cuentan con equipos de aire acondicionado. No todos los aires acondicionados son igual de eficientes, entonces, ¿cómo podemos distinguirlos?

Para empezar, es importante recalcar que la eficiencia de un aire acondicionado no se define por su precio, sino por su consumo eléctrico. Esto quiere decir, de forma genérica, que el equipo de aire acondicionado más eficiente es aquel que ofrece más kW de frío por cada kW consumido. Esta relación es el dato del SEER (Seasonal Energy Effiency Ratio o escala de verano).

Puesto que la mayoría de los aires acondicionados tienen opción frío y opción calor (sistema inverter), e incorporan otro valor, el COP (Seasonal Coefficient of Performance o escala de invierno), podemos saber su rendimiento en modo refrigeración y en modo calefacción y su funcionamiento deja de ser estacional para pasar a ser anual.

Para calcular el SEER y establecer el índice de eficiencia de un aire acondicionado en modo frío, se tienen en cuenta varios factores, entre ellos el modo en que trabaja el equipo (standby, modo sueño, modo ECO, etc.), las diferentes temperaturas y las diferentes cargas de gas (100%, 74%, 47%, 21%). De esta forma, los datos de consumo energético obtenidos se adaptan al uso del aire acondicionado en la vivienda, donde ni la temperatura ni la carga es constante.

Según su SEER, el aire acondicionado recibirá una calificación que va de la A+++ a la D, siendo A+++ la más eficiente y D la menos eficiente. Esta información aparece reflejada en su etiqueta energética, que debes consultar antes de adquirir cualquier equipo.

Se considerará que un aire acondicionado tiene una alta eficiencia energética cuando su clasificación energética sea A o superior.

Por otra parte, para que un equipo de aire acondicionado sea eficiente, también debemos valorar sus frigorías. Elegir el aire acondicionado con las frigorías adecuadas es importante, ya que estas condicionan su consumo energético.

Por ejemplo, si un aire acondicionado tiene 10000 frigorías, quiere decir que el aparato tiene la capacidad de extraer 10000 kilocalorías del espacio. Así, cuanto más grande sea la habitación que queremos enfriar, más frigorías necesitará el equipo para rendir correctamente. De hecho, normalmente, un salón-comedor necesita un aire acondicionado con más frigorías que un dormitorio.

Si la potencia de un aire acondicionado y sus frigorías están fuera del rango adecuado, podemos encontrarnos con subenfriamientos o sobrecalentamientos. Esto implica que, o bien que no obtendremos la temperatura que queremos en la estancia, o bien el equipo se verá obligado a utilizar mucha potencia para conseguirlo, con el consiguiente gasto energético.

Por último, la eficiencia energética de un aire acondicionado depende de las condiciones exteriores, de ahí que debamos consultar con un profesional o con un instalador experto para saber qué equipo de aire acondicionado nos conviene según nuestra ciudad, la ubicación de la vivienda, etc.

En líneas generales, las características de un aire acondicionado de alta eficiencia energética son:

  • Clasificación energética A+++, A++, A+ o A.
  • Tecnología Inverter.
  • Funciones de ajuste de potencia para adaptar el consumo.

Climate 5000i y Climate 3000i: el aire acondicionado de alta eficiencia energética de Junkers Bosch

Los modelos de la gama Climate marca Bosch representan a la perfección el compromiso de nuestra marca con la eficiencia energética.

Con clasificación A+++ y A++ respectivamente en modo refrigeración, sus filtros que aseguran una calidad de aire interior superior y sus estándares de calidad y tecnología los sitúan entre los equipos de aire acondicionado más eficientes del mercado.

En la gama Climate encontrarás modelos de 2,6 kW y 3,5 kW (Climate 5000i) y 2,6 kW; 3,5 kW; 5,3 kW y 7,0 kW (Climate 3000i). Todos incorporan la función i-Clean, que elimina hasta un 99% de las bacterias nocivas mediante el calentamiento del aire en el evaporador. De esta forma, el aire acondicionado únicamente libera aire limpio, evitando malos olores y facilitando la máxima calidad ambiental en la vivienda y según el modelo filtros de alta densidad catalíticos o bien ionizador.

En los modelos Climate 5000i, además, la salida incluye una función de giro en 3D, de forma que el flujo de aire se ajusta para que llegue a cada rincón de la habitación, asegurando un clima confortable y estable.

Por supuesto, y para garantizar la máxima eficiencia, Junkers Bosch ha incluido en su gama Climate las últimas novedades de conectividad WiFi, permitiendo que sus equipos estén permanentemente conectados desde la App HomeCom Easy para garantizar la máxima comodidad.

Además, los modelos de la serie Climate 3000i de Junkers Bosch son especialmente silenciosos, con niveles de ruido reducidos.

Consulta las características de nuestros nuevos equipos de aire acondicionado de alta eficiencia energética en nuestra web.

Entradas recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt