En Actualidad, Ahorro de Energía

Con la llegada del frío, el gasto energético en el hogar se dispara por el uso de la calefacción. Esto preocupa especialmente a los propietarios de viviendas con calefacción eléctrica, sobre todo debido a la subida del precio de la luz del pasado verano. 

Pero, ¿es posible calcular la factura de la luz según el tipo de calefacción que tengamos en casa?

Si tenemos calefacción eléctrica por radiadores, suelo radiante o bomba de calor, es difícil averiguar el verdadero consumo de la calefacción. Si tienes una caldera de gas, calcular cuál es el consumo de agua caliente y cuál es el gasto en calefacción también es complicado. 

En ambos casos, puedes recurrir a las facturas de meses anteriores y comparar para hacerte una idea aproximada. 

¿Sabes cuántos kWh consume tu calefacción? 

Otra forma de calcular el gasto eléctrico de tu calefacción es conocer el consumo de energía eléctrica del sistema. Este se mide en kilovatios por hora (kWh), una unidad de medida que enuncia la cantidad de electricidad consumida en un lapso de tiempo específico: la K representa Kilo (1000), la W es la medida en Vatios (Watts) y la H es la unidad de tiempo (hora).

1 Kwh es proporcional a 1000 vatios de potencia en funcionamiento, durante una hora, de manera continua. Por ejemplo, si tienes una estufa eléctrica de 2000 Watts (2 Kw) encendida durante 5 horas continuas diarias en su máxima potencia, su consumo de energía será de 10 Kwh por día.

Después, solo tienes que saber cuál es el precio del kWh para calcular, de manera aproximada, el gasto de tu factura de la luz asociado a la calefacción. 

Decimos «aproximadamente» porque el precio del kWh varía en función de diversos factores, entre ellos la hora de consumo. Además, es posible que no siempre utilices la calefacción a la potencia máxima. 

Por otra parte, no todos los sistemas de calefacción consumen la misma energía eléctrica. 

Un ejemplo: si tienes un sistema de calefacción eléctrica, necesitarás unos 100 vatios de electricidad para calentar cada metro cuadrado. Así, en un comedor de unos 20 m², necesitarás un aparato con una potencia de, al menos, 2000 W. 

En el caso de las calderas de gas, su gasto eléctrico también estará condicionado por su potencia, aunque se trata de equipos que han reducido mucho su consumo energético en los últimos años. Por ejemplo, en la gama de calderas CerapurComfor de JUNKERS, con clasificación energética A, hay modelos de 25 kW en calefacción y 25 y 30 kW en agua caliente.

Por otra parte, la aerotermia es uno de los sistemas calefacción que menos energía eléctrica consume: con una potencia estándar de 500 w y con un precio medio de 0.13 €/kWh, este sistema consume 0.065 € por cada hora de funcionamiento. No podemos olvidar que la aerotermia tiene una alta eficiencia ya que su COP es de 4. Esto quiere decir que con cada 1 KW eléctrico que se consume de la red, se producen 4 KW de calor.

Calcula tu factura de la luz y ahorra dinero con tu calefacción

Para saber el gasto de electricidad de tu calefacción conviene revisar tu factura eléctrica. En ella aparecen varios datos, entre ellos el consumo (cantidad de kWh consumidos en el periodo de facturación por el precio establecido en la tarifa en el término de consumo), la potencia contratada (determina el precio fijo a pagar mes a mes en la factura según la cantidad de kW contratados y el precio establecido en el término de potencia), el impuesto sobre electricidad, el alquiler del contador y el IVA. 

Toda esta información se organiza en dos bloques: en el primero se incluye el precio que se paga por la electricidad (según la tarifa contratada), el término de potencia (dependiendo de la potencia eléctrica contratada y expresado en kW) y el término de consumo (en kWh). El resto de información, aparece en un segundo bloque.

Algunas de las claves para ahorrar en tu factura de la luz son reducir la potencia eléctrica contratada y comparar las tarifas de las diferentes comercializadoras, eligiendo aquella que se ajuste mejor a tus necesidades. 

Para reducir el consumo eléctrico de tu calefacción también puedes: 

  • Sustituir tu antigua caldera por una caldera de condensación JUNKERS.
  • Realizar un mantenimiento adecuado de tu sistema de calefacción (además de la revisión obligatoria anual, comprueba que la presión de la caldera es la correcta, purga los radiadores, etc.).
  • Utilizar controladores y termostatos para ajustar el encendido/apagado de la calefacción a las horas en las que la electricidad es más barata.
  • Mantener la calefacción a una temperatura constante. 
  • Plantearte la opción de instalar un sistema de alta eficiencia, como la aerotermia, o sistemas de calefacción basados en la energía solar.
Entradas recientes

Comentar

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt