En Ahorro de Energía

Según los datos del I Barómetro de la Energía de Junkers, hasta un 36% de los españoles afirma que no cuenta con un aparato de aire acondicionado en sus hogares, a pesar de que cada vez encontramos sistemas más eficientes, más silenciosos, más conectados y más limpios que no sólo mejoran nuestro confort sino que también mejoran la calidad del aire del hogar, son muchas las personas que sigue haciéndose una pregunta básica sobre la climatización de su hogar: ¿cómo funciona el aire acondicionado?

En este artículo de Junkers te lo explicamos.

Partes de un sistema de aire acondicionado

En líneas generales, y en contra de lo que muchos creen, los aires acondicionados no generan aire frío y lo “expulsan” sino que extraen el calor del aire de la estancia que se quiera climatizar.

El funcionamiento de este circuito frigorífico básico, a modo de resumen, es el siguiente: un gas refrigerante recorre un circuito de tuberías de cobre cambiando de estado gaseoso a líquido y viceversa según atraviesa los diferentes componentes del sistema. Este cambio de estado del refrigerante es lo que provoca el intercambio térmico que permite al aire acondicionado extraer el calor sobrante del aire y climatizar la estancia.

A continuación y antes de explicar con más detalle las fases para entender cómo funciona un aire acondicionado, vamos a enumerar y explicar qué elementos forman este sistema y para qué sirve cada uno de ellos.

  • Unidad interior. También conocida como split, este elemento es fundamental para entender cómo funciona el aire a acondicionado. La unidad interior del aire acondicionado, que es la que se sitúa dentro de la habitación a refrigerar, contiene un evaporador. Esta parte es la encargada de extraer el aire caliente de la estancia y de ceder este mismo calor al gas refrigerante. Dentro de esta unidad también hay un ventilador para distribuir el aire una vez refrigerado.
  • Unidad exterior. La unidad exterior es la encargada de expulsar el aire caliente del interior de la estancia al exterior. Se compone de tres partes: compresor, condensador y válvula de expansión. El compresor es el elemento más importante del circuito frigorífico, el que consume más energía y el que condiciona cómo funciona el aire acondicionado. Básicamente, lo que hace el compresor del aire acondicionado, tal y como su nombre indica, es comprimir el gas que llega del evaporador en estado gaseoso hasta convertirlo en líquido y calentarlo. El compresor trabaja en función de la velocidad que le marca el sensor de temperatura (controlado con el termostato). Por eso, cuando se llega a la temperatura indicada o programada, el compresor disminuye la velocidad llegando incluso a apagarse.
  • Gas refrigerante. Los gases refrigerantes cambian su estado de líquido a gaseoso absorbiendo, en este proceso, el calor de la estancia.
  • Válvula de expansión. La válvula de expansión provoca una pérdida de carga en el refrigerante y una bajada de la presión y la temperatura del gas. Este proceso es similar al que utilizan los sprays: en el interior hay un gas en estado líquido y al presionar se pulveriza y sale frío.
  • Termostato. El termostato es un componente electrónico que sirve para regular el funcionamiento del aire acondicionado. Los termostatos, además de esta función, cumplen otras, como la de programar el sistema por horarios. La utilización óptima de los termostatos puede ayudarte a ahorrar hasta un 30% en el consumo energético de tu aire acondicionado.

Fases del ciclo de refrigeración: así es como funciona el aire acondicionado

El ciclo de refrigeración es el conjunto de procesos por el que los gases refrigerantes pasan de un estado a otro hasta volver a su condición inicial. Este ciclo se compone de cuatro fases o procesos:

  • Fase de expansión

Al iniciarse del ciclo, el refrigerante está en estado líquido y a alta presión, almacenado en la unidad exterior del aire acondicionado. Como es necesario enviarlo a la unidad interior para conseguir el efecto de refrigeración, este proceso se hace a través de la válvula de expansión. El objetivo de la válvula es reducir la presión y la temperatura del líquido, dejándolo con las condiciones óptimas para la siguiente fase.

  • Fase de evaporación

Dentro de la unidad interior hay un evaporador, que es el que permite que el gas líquido se evapore. Tras este proceso, el líquido ya convertido en gas cede su frío al aire a la estancia a climatizar, en la que se distribuye gracias a un ventilador.

  • Fase de compresión

Durante esta tercera fase del ciclo, el refrigerante, en modo gaseoso, vuelve a la unidad exterior con el objetivo de convertirse de nuevo en líquido. Para ello es necesario comprimir el gas, que va hacia el compresor (ubicado en la unidad exterior), donde se someterá a alta presión para cambiar una vez más su estado.

  • Fase de condensación

En esta última fase para explicar cómo funciona el aire acondicionado, el vapor a alta presión circula a través del condensador. El calor sale hacia el exterior y el líquido refrigerante se condensa, convirtiéndose de nuevo en líquido. Después, el ciclo de refrigeración comienza de nuevo.  

¿Buscas el mejor sistema de aire acondicionado para ti? Los equipos de Aire Acondicionado de Junkers garantizan la temperatura perfecta para darle un nuevo aire a tu hogar facilitando el ahorro de energía.

Entradas recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt