En Ahorro de Energía

Según IDAE (Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía), nuestras casas consumen la quinta parte de toda la energía empleada en España y una cuarta parte de las demandas eléctricas nacionales. La mayor parte de este gasto energético se destina a sistemas calefacción, producción de agua caliente y electrodomésticos en el sector residencial, tanto en funcionamiento como en modo standby.

¿Cuánta energía consumen nuestros hogares?

Siguiendo los datos proporcionados por IDAE, el consumo medio por hogar en España se sitúa cerca de los 4.000 kWh anuales, de los cuales, casi la mitad se destina a calefacción y un 18,9% a la producción agua caliente sanitaria. El consumo en iluminación alcanza el 4,1% del total y la refrigeración se sitúa en el 0,8%. Entre los electrodomésticos que más consumen encontramos el frigorífico, la televisión y la lavadora como principales focos de consumo energético.

Por este motivo, muchas personas se preguntan cómo ahorrar en gastos del hogar y cuáles son las claves para hacerlo. Las más importantes, en este sentido, son elegir electrodomésticos eficientes, utilizar termostatos y realizar un mantenimiento adecuado de los sistemas de calefacción.

Consejos para ahorrar en gastos del hogar y disminuir el consumo en calefacción

Según el IDAE, casi el 50% del gasto del hogar se destina a la calefacción y casi un 20% a la producción de a.c.s. Algunos consejos claves para ahorrar son:

  • Usar termostatos. Para regular y controlar la temperatura de la calefacción, emplea termostatos. Por ejemplo, si estás fuera de casa durante todo el día, una buena opción para ahorrar en gastos del hogar es programar el encendido de la calefacción una hora antes. Así, cuando llegues, tu casa ya estará caliente. Además, disponer de un controlador vía wifi permite tener el control incluso fuera de casa.
  • Mantener la temperatura. La temperatura de confort media en la vivienda es de 21 grados. Cada subida o bajada supone un trabajo extra y un mayor gasto energético que se verá reflejado en tus facturas. Según el IDAE, por cada grado que se aumente la temperatura de manera innecesaria el consumo energético se incrementa hasta un 7%.
  • Aislar correctamente la vivienda. Una casa bien aislada reduce entre un 25% y un 30% sus pérdidas de calor, algo que notarás enseguida en el gasto en calefacción.
  • Purgar los radiadores. Si el sistema de calefacción es por radiadores, es imprescindible extraer el aire de los radiadores al menos una vez al año. Si éstos acumulan pequeñas burbujas de aire, dificultan el paso del calor y el sistema tendrá que invertir más potencia (y más energía) para obtener la temperatura adecuada. La forma más habitual de confirmar la presencia de aire es ver si el calor es uniforme en la superficie del radiador.
  • Sustituir la caldera antigua por una de condensación. Las calderas de condensación son eficientes porque su tecnología permite un aprovechamiento de la energía, por lo que reducen el consumo y aumentan la eficiencia. La inversión merece la pena y el ahorro en tus facturas será inmediato.

¿Por qué un correcto mantenimiento de los equipos nos ayuda a ahorrar en gastos del hogar?

Todos sabemos que comprar equipos que consumen menos energía o establecer pautas de consumo responsable son acciones básicas para ahorrar en gastos del hogar. Pero, ¿alguna vez te has planteado si mantener tus equipos en buenas condiciones también ayuda a tu economía doméstica.

Revisar periódicamente todas las instalaciones y equipos, especialmente aquellos que más consumen (sistema de calefacción, agua caliente y aire acondicionado) es fundamental para optimizar su funcionamiento y ahorrar en gastos del hogar.

Ten en cuenta que cuando aparece una avería, el consumo de estos equipos aumenta descontroladamente, disparando el gasto energético y, por lo tanto, el importe de nuestras facturas. Las reparaciones por una avería también son un gasto imprevisto que podemos evitar si realizamos un correcto mantenimiento.

Además, con un buen mantenimiento se incrementa la vida útil de nuestros equipos.

Contratos de mantenimiento de Junkers

Si tienes una caldera o un calentador, sus revisiones periódicas permiten controlar su eficiencia y medir sus emisiones contaminantes. En el primer caso, nos ayuda a ahorrar en gastos del hogar; en el segundo, garantiza nuestra seguridad y la de nuestra familia, y repercute en cómo funciona nuestro equipo.

Lo mejor para llevar un correcto mantenimiento de un equipo es contar con la garantía y experiencia del fabricante . Y, ¿quién mejor para ello que los técnicos de una marca líder en el mercado como Junkers? Ofrecemos dos contratos de mantenimiento disponibles para nuestros equipos de calefacción y de a.c.s.:

  • Contrato de Mantenimiento para Nuevos Productos. Válido por un periodo de dos años (ampliable hasta tres). Incluye: puesta en macha, revisión anual, desplazamiento y mano de obra para averías y análisis de combustión, y cobertura gratuita de piezas originales.
  • Contrato de Mantenimiento para Productos con más de 2 años. Este contrato se renueva cada año e incluye revisión obligatoria anual, desplazamiento y mano de obra y, si el cliente lo solicita, cobertura de piezas originales en caso de avería, rotura, etc.

Nuestros contratos de mantenimiento están avalados con la garantía de calidad del fabricante Junkers. Para saber más sobre ellos, infórmate.

 

Entradas recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt