En Ahorro de Energía

El sector de la edificación se enfrenta continuamente a nuevos retos para conseguir edificios más sostenibles, respetuosos con el medioambiente y capaces de cubrir las demandas de climatización sin elevados consumos para que sus habitantes no renuncien al confort.

Con este objetivo, en la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios 2010/31/EC se señaló la necesidad de apostar por edificios altamente eficientes o de consumo energético casi nulo, llamados nZEB (Nearly Zero Energy Buildings).

¿Qué son los edificios de consumo casi nulo?

Los edificios de consumo energético casi nulo (EECN) tienen “un nivel de eficiencia energética muy alto”. Además “la cantidad casi nula o muy baja de energía” que requieren para su funcionalidad “debe estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables producida in situ o en el entorno”.

Esta definición es muy genérica, siendo los diferentes países de la Unión Europea los encargados de definir sus características en función de las condiciones climáticas de cada región. Aún así, todos los edificios de consumo energético casi nulo de Europa deben cumplir cuatro requisitos:

  • Adoptar medidas de diseño y calidad constructiva pasivas, o lo que es lo mismo, siguiendo patrones constructivos basados en estándares como el Passivhaus.
  • Disponer de instalaciones y equipos de alta eficiencia energética para climatización, producción de agua caliente, iluminación, etc.
  • Aprovechar energías renovables propias o del entorno.
  • Integrar elementos de control para optimizar la eficiencia y promover hábitos de consumo responsables (software para gestión por Internet, sistemas domóticos, etc.).

Un futuro eficiente

Según la Unión Europea, alrededor del 40% del consumo total de energía en la UE y hasta el 36% de las emisiones de efecto invernadero del continente corresponden a los edificios. De ahí que uno de los principales objetivos de la Estrategia Europa 2020 haga referencia, precisamente, a la necesidad de reducir el consumo energético de nuestros edificios.

La estrategia se resume en tres grandes líneas de actuación:

  1. Reducir más de un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al año 1990.
  2. Obtener un mínimo del 20% de la energía de los edificios a través de fuentes renovables.
  3. Mejorar la eficiencia de los edificios más de un 20%.

El reto es importante, aunque todavía existe un gran desconocimiento respecto a los edificios de consumo casi nulo. En todo caso, este requisito debe extenderse a todos los edificios de nueva construcción a partir del 31 de diciembre de 2020.

¿Cómo se calcula la eficiencia energética? ¿Qué parámetros se tienen en cuenta en los edificios de consumo casi nulo?

La eficiencia energética se calcula en función de la cantidad de energía anual que un edifico consume para satisfacer las demandas térmicas (calefacción, refrigeración y a.c.s) ligadas a un uso cotidiano o normal. Este valor se expresa con dos indicadores: uno que hace referencia a la eficiencia energética y otro que hace referencia al consumo de energía primaria.

Los principales indicadores para establecer el grado de eficiencia energética de un edificio son:

  • Limitación de la demanda de energía: demanda < a un % determinado
  • Consumo de energía primaria (kw/m2/año) en condiciones estándar.
  • Emisiones de CO2 del edificio (Kg CO2/m2/año).
  • Porcentaje de aprovechamiento de energías renovables.: demanda < a un % determinado

Otros indicadores sobre eficiencia energética de los edificios son:

  • Eficiencia de la envolvente.
  • Sobrecalentamiento.
  • Eficiencia de las instalaciones técnicas.

Consejos para reducir el consumo energético en los edificios

Conseguir edificios de consumo casi nulo pasa por reducir su consumo de energía. Junkers, como experto en la fabricación de sistemas y aparatos de calefacción, refrigeración y obtención de a.c.s, ofrece a sus clientes estos cuatro consejos para facilitar el uso racional de la energía en consonancia con las necesidades sociales y ambientales actuales.

  • Consultar con un profesional para valorar el estado actual del sistema de climatización del edificio e identificar y diseñar soluciones adaptadas para mejorar su eficiencia y obtener un mayor ahorro energético. Para encontrar la solución más eficiente los profesionales tienen en cuenta el número de personas que habitualmente están en el espacio, la provincia en la que se encuentra y su clima, el modelo y tamaño del edificio, el precio de la energía, la calidad de los aislamientos, la superficie y el tipo de energía empleada.
  • Utilizar soluciones de climatización eficientes y sostenibles. Los sistemas de aerotermia para climatización se fabrican siguiendo las últimas innovaciones tecnológicas y técnicas. Por eso son mucho más eficientes, garantizan el confort y reducen el consumo de energía. Actualmente hay equipos con eficiencia energética A+++ que ahorrar hasta un 70% de energía en comparación con los sistemas tradicionales.
  • Controlar la temperatura. Gracias a los controladores modulantes los equipos de calefacción ahorran hasta un 30% de energía. Además de controlar la temperatura, estos dispositivos almacenan y codifican datos de demanda y consumo facilitando al usuario un reporte de varios años de histórico. De esta forma, es posible hacer comparativas y modificar comportamientos y hábitos para ahorrar energía. Las soluciones que apuestan por la conectividad, la monitorización y el control remoto facilitan el ahorro y suponen un paso más hacia la eficiencia, la interacción, la comodidad y la concienciación del usuario sobre su sistema de climatización, su consumo de energía y su impacto en el medioambiente.
  • Revisar y mantener los equipos en buen estado. El contrato de mantenimiento a cargo de los Servicios Técnicos Oficiales de la marca, garantizan la reducción en el consumo de energía asegurando que los sistemas, instalaciones y productos de climatización funcionen con niveles de rendimiento óptimos. Además de ahorrar energía, este mantenimiento contribuye a alargar la vida útil de los equipos.

El Grupo Bosch es uno de los proveedores tecnológicos más importantes a nivel europeo y cuenta con innumerables soluciones energéticas, productos y servicios que se adaptan a las necesidades de cada cliente. Consulta nuestro catálogo de productos Junkers y descubre las soluciones que proponemos en Termitecnia para conseguir edificios de consumo casi nulo.

Entradas recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt