En Formación

Aunque no es excesivamente complejo, instalar un aire acondicionado requiere conocimientos de varios oficios (fontanería, electricidad, frigorista, albañilería) y disponer de una serie de permisos para poder manipular los gases con los que funcionan estos electrodomésticos.

En este artículo recopilamos algunos trucos y consejos útiles para instaladores profesionales.

¿Quién puede instalar aire acondicionado? Esto es lo que dice la Ley

Instalar un equipo de aire acondicionado es una labor que sólo los profesionales con la formación y los permisos adecuados pueden realizar con garantías. De hecho, en febrero de 2017 se aprobó el RD 115/2017, un decreto que regula de forma específica la venta y manipulación de equipos que contienen gases fluorados y no están sellados herméticamente, como es el caso de aires acondicionados, sistemas de refrigeración y bombas de calor.

Este mismo decreto pone de manifiesto que estos equipos únicamente podrán ser instalados por profesionales que:

  1. Dispongan de un certificado oficial que les autorice para la manipulación de este tipo de gases.
  2. Trabajen en una empresa instaladora habilitada como tal.

En otras palabras, esta Ley, refrendada por el Ministerio de Industria, ahonda en la necesidad de contar siempre con profesionales debidamente formados y certificados para instalar aire acondicionado.

7 consejos “pr0fesionales” para instalar un aire acondicionado

  • Define correctamente el número de espacios a refrigerar.

Imprescindible para calcular la cantidad y potencia de los aparatos a instalar. Este cálculo, en principio, no es complicado: cuanta más superficie queramos climatizar, más potentes deberán ser las máquinas.

  • Elige el sistema de aire acondicionado.

Existen distintos tipos de aire acondicionado: monosplits y multisplits, y diferentes unidades interiores, murales, casette, suelo-techo y por conductos. Decantarse por uno u otro depende del tipo de espacio, de su longitud y de las necesidades de refrigeración.

  • Escoge la ubicación para las unidades interiores.

Esta elección va mucho más allá de lo meramente estético: establecer una buena ubicación garantiza el confort y mejora la difusión del aire a la vez que facilita mantenimiento del equipo en el futuro.

En los sistemas de aire acondicionado casette y de conductos la unidad interior está colgada del techo. Los de tipo mural tienen un sistema de fijación vertical deben anclarse a la pared mediante unos soportes metálicos, por lo que al instalar el aire acondicionado es necesario comprobar que la estructura será capaz de soportar el peso de la unidad sin problemas.

La recomendación general es ubicar las unidades interiores cerca de la ventana o de una puerta exterior para reducir al máximo la pérdida de frío/calor. Por otra parte, cuanto más cerca estén la máquina interior y la máquina exterior menor será la longitud de la instalación y más barata resultará ésta. Aún así, siempre es recomendable seguir las indicaciones del fabricante sobre las distancias entre ambas unidades.

  • Ubica bien el desagüe.

Las máquinas interiores tienen un desagüe, un tubo cuyo objetivo es eliminar la condensación producida por el aparato de aire acondicionado. Para “evacuar” este líquido hay dos opciones: o bien reconducirlo al exterior o bien ubicar en la salida del tubo un recipiente (será necesario vaciar de manera periódica). La elección de una u otra opción es relativa, y depende también de las necesidades del cliente.

  • Evita instalar la unidad exterior en la fachada

En muchos municipios y comunidades de vecinos está terminantemente prohibido instalar las máquinas exteriores de aire acondicionado en las fachadas por el peligro que podría suponer la caída del aparato en la vía pública. En este sentido, la recomendación general al instalar el aire acondicionado es ubicar la máquina exterior en la superficie horizontal o en la pared interior del balcón (la cubierta también puede ser una buena opción en algunos edificios).

En todo caso, la unidad exterior del aire acondicionado debe colocarse siempre en un lugar ventilado, lejos de fuentes de calor.

  • Sigue las instrucciones del fabricante

A pesar de que instalar un aire acondicionado siempre tiene unos pasos “fijos”, cada aparato es diferente. Por eso, al realizar este trabajo y aunque tengamos mucha experiencia como instaladores profesionales, es importante consultar el manual del fabricante. En él se encuentran las instrucciones técnicas para ese modelo concreto y para realizar una instalación óptima del mismo.

  • Pon el equipo “a punto”

Una vez realizada la instalación y antes de poner en marcha el equipo de aire acondicionado, debes tener en cuenta algunos aspectos, entre ellos, revisar los niveles de gas refrigerante y comprobar el sistema eléctrico. También que las pilas del mando a distancia funcionan, que los ventiladores exteriores tienen movimiento y que el condensador no está bloqueado.

Instalar el aire acondicionado correctamente, asegura un funcionamiento eficiente y seguro.

Esperamos que estos consejos para instaladores de aire acondicionado sean útiles.

 

 

 

 

Entradas recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt