En Actualidad, Productos

Cuando construimos una nueva casa, tenemos que tomar muchas decisiones. Una de las más importantes es qué tipo de caldera elegir porque, cuanto más eficiente sea, más dinero ahorraremos a largo plazo y más opciones tendremos a la hora de solicitar ayudas o subvenciones. 

La mayoría de los propietarios de viviendas de nueva construcción eligen como sistema de calefacción las bombas de calor o las calderas de condensación

Normalmente, qué tipo de caldera elegir para una casa es una decisión condicionada por las características y superficie de la vivienda o por su ubicación geográfica. También hay que tener en cuenta el tipo de combustible (gas, electricidad, biomasa, etc.) o la potencia del equipo.

Este último es uno de los aspectos más complejos cuando nos planteamos qué tipo de caldera elegir en obra nueva, ya que para que el consumo de energía sea eficiente, la potencia de la caldera tiene que ajustarse al uso que se le va  a dar.

Por otra parte, según la actual normativa marcada por el RITE (Real Decreto de Instalaciones Térmicas en Edificios), en las viviendas de nueva construcción es obligatorio instalar calderas de condensación. Este tipo de calderas se caracterizan por su alto rendimiento, su bajo consumo y sus bajas emisiones de gases contaminantes CO2 y NOx.

Calderas de condensación, una decisión llena de ventajas 

Elegir una caldera de condensación para una vivienda de nueva construcción tiene muchas ventajas. Las más importantes son:  

  • Bajo impacto ambiental. Las calderas de condensación de gas, pese a no ser una energía renovable como tal, son más respetuosas con el medio ambiente que otro tipo de calderas. De hecho, al reducir los gases contaminantes, tienen un impacto ambiental muy bajo. 
  • Ahorro económico. El coste de funcionamiento anual de las calderas de condensación es menor que el de las calderas estancas: hasta 30 € al mes según la OCU, lo que supone unos ahorro que pueden rondar los 300 € al año. Uno de los motivos es que, al recuperar el calor perdido, consumen menos gas para mantener la temperatura adecuada en la vivienda o para generar A.C.S.
  • Funcionamiento silencioso. Puesto que las calderas de condensación regulan su llama según la demanda, no se apagan y encienden continuamente, lo que facilita un funcionamiento silencioso y que es prácticamente imperceptible. 

Qué tipo de caldera elegir para una vivienda nueva 

Las calderas de condensación de JUNKERS incorporan la tecnología más eficiente y ecológica. Sin embargo, su grado de eficiencia puede variar en función de su ratio de modulación.

Un elevado ratio de regulación quiere decir que la potencia mínima de la caldera es baja. A efectos prácticos, cuanto menor sea esta potencia, mayor será la capacidad del equipo para adaptarse a las demandas reales de la instalación, tanto si hablamos de calefacción como si hablamos de producción de agua caliente. 

Por otra parte, a la hora de elegir una caldera para una obra nueva hay que distinguir entre la potencia en el servicio de calefacción y la potencia para el agua caliente sanitaria (A.C.S.). 

Teóricamente, a mayor potencia, mayor capacidad de producción en ambos servicios, pero también un mayor consumo energético.

Por norma general, las calderas de condensación doméstica cubren potencias de hasta 40 kW, siendo la más habitual de 24 kW para agua caliente. Esta potencia es suficiente para cubrir las demandas de A.C.S. y para usar a la vez este servicio en dos zonas distintas de la casa (baños, cocina, …).

Por otra parte, a la hora de comparar las características de una caldera tendremos que tener en cuenta la necesidad de agua caliente para la vivienda según la cantidad de puntos de A.C.S. o los hábitos de consumo de sus habitantes. 

Las calderas murales de condensación Cerapur de JUNKERS aportan la mayor eficiencia y confort, y tienen un diseño mejorado para adaptarse a todo tipo de viviendas. De ahí que sean una de las opciones más habituales para obra nueva

Con la máxima eficiencia energética (Clase A, que pueden alcanzar A+ en combinación con los controladores de nuestra marca), rendimiento de hasta 94% en calefacción y funcionamiento silencioso (solo 35 db), esta gama de JUNKERS incluye un bastidor con plantilla para reducir el tiempo de instalación gracias a su montaje modular, y multidisplay de gran tamaño con iconos informativos y mensajes de texto para facilitar su uso.

Además, su sistema de microamulación, junto con el modo de preaviso de demanda QuickTap, garantiza agua caliente desde el momento en que abrimos el grifo.

Por último, la electrónica Heatronic 3 incorporada ofrece un amplio rango de ajustes con menús tanto para el profesional instalador como para el usuario final. 

¿Aún no sabes qué caldera elegir para tu nueva vivienda? Pídenos asesoramiento profesional y conoce las calderas más versátiles de Junkers.

Entradas recientes

Comentar

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt