En Productos

La calefacción es uno de los mayores gastos a nivel energético (y por lo tanto, también a nivel económico) que asumimos en el hogar.

Algunas prácticas sencillas y básicas relacionadas con el mantenimiento de calderas como eliminar el aire a los radiadores una vez al año (lo que solemos llamar “purgar” los radiadores), procurar tener una temperatura estable y confortable en toda la casa (entorno a los 22 grados), cerrar los radiadores de aquellas habitaciones que están vacías y que no utilizamos, o mejorar el aislamiento del hogar para evitar la pérdida de calor, pueden ayudarnos a ahorrar hasta un 40% de esta energía.

Pero, ¿qué pasa con los imprevistos?

¿Qué ocurre cuando hay que asumir una reparación en las calderas?

¿Cómo puedo estar prevenido para evitar este gasto en reparaciones, que muchas veces es elevado?

Vayamos por partes.

Es cierto que las calderas de gas, por norma general, no suelen dar problemas de funcionamiento durante los primeros 8-10 años de vida. Con un mantenimiento adecuado y con la inspección obligatoria correspondiente superada, lo habitual es que no haya averías graves o que éstas supongan un gran desembolso a corto medio plazo.

Pero si no hacemos las revisiones oportunas y no nos ajustamos a los tips de mantenimiento de calderas (en el blog de Junkers ya hemos hablado en alguna ocasión de este tema), es fácil que una pequeña avería se convierta en un reparación más problemática y costosa, y por lo tanto más cara.

Aun así, incluso si llevamos el mantenimiento de nuestras calderas a rajatabla, siempre pueden surgir problemas, imprevistos o roturas graves. Además, una vez pasados los primeros diez años, las averías serán cada vez más comunes y las piezas de recambio más difíciles de encontrar, y, por lo tanto, también más caras.

¿Cómo podemos evitar un gasto extra en los recambios de piezas para nuestra caldera?

El primer consejo es que hagas caso a todos nuestros artículos sobre mantenimiento de calderas de gas y que consultes o contrates siempre los servicios de un técnico profesional debidamente cualificado.

Nuestro segundo consejo, no menos importante, es que barajes la posibilidad, desde el momento en que adquieras tu electrodoméstico, de contratar el servicio de mantenimiento de calderas de Junkers. De esta forma, el ahorro de dinero en los recambios está garantizado.

Las piezas incluidas en este tipo de contratos son siempre originales y son gratis durante un determinado periodo de tiempo. De no ser así, por ejemplo, por una cuestión de garantía o porque una fuga incontrolada provoca la rotura de una pieza ya cambiada, seguirás ahorrando dinero.

¿Por qué?

Porque este contrato te permitirá comprar las piezas originales a precio “recomendado por el fabricante”, sin el incremento que intermediarios o terceros pueden añadir a la venta.

Reparación de calderas, ¿por qué utilizar piezas originales me ayuda a ahorrar dinero?

En la reparación y el mantenimiento de calderas utilizar piezas de recambio originales siempre es ventajoso, tanto para los operarios como para el cliente final e incluso para alargar la vida útil del electrodoméstico.

De hecho, los técnicos expertos en la reparación de calderas siempre aconsejan el uso de estas piezas originales porque están diseñadas y testadas por el mismo fabricante, así que su garantía y la fiabilidad está asegurada.

Además, los recambios originales han superado unos estándares de calidad que prueban, entre otros parámetros, el ajuste exacto de cada pieza, la calidad en la fabricación y las propiedades de los materiales utilizados, por ejemplo, para evitar la corrosión.

Dicho de otra forma: si utilizamos recambios de calderas originales nos aseguraremos de que su ajuste es exacto, como hechos “a medida”, y de que su estructura está completamente alineada con el resto de componentes de la caldera. Por el contrario, los “clones” o recambios no originales, pueden no ajustarse, así que la reparación de las calderas será más costosa tanto en tiempo como en mano de obra.

En Resumen

Entre los beneficios de utilizar recambios de piezas originales para un buen mantenimiento de calderas, destacamos tres:

  • Los recambios de calderas originales son completamente compatibles y se han diseñado, fabricado y testado siguiendo los parámetros de calidad del fabricante.
  • Los tiempos de reparación son más cortos. Las piezas de recambio originales se ajustan perfectamente y su sustitución suele ser más sencilla. A nivel de ahorro, esto se traduce en un coste menor de la mano de obra en la reparación.
  • Las piezas originales tienen una mayor vida útil y una mayor resistencia a la corrosión. La garantía del fabricante así no los indica cuando cambiamos la pieza.

Si además de utilizar recambios originales has firmado el contrato de mantenimiento para calderas Junkers, también contarás el alto nivel de experiencia y conocimiento de nuestro servicio técnico oficial.

¿A qué esperas para poner tu caldera en manos de profesionales y ahorrar dinero en mantenimiento y reparaciones?

Entradas recientes
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt